Páginas - pestañas

martes, 20 de octubre de 2015

El árbol que no tenía hojas

Por casualidad, encontramos un día un cuento que nos encanta: El árbol que no tenía hojas. Aunque no es un cuento propiamente de otoño, nos sirve para trabajar también esta estación, pero además nos sirve para valorar lo bueno que es ayudar a quién lo necesita.


Nosotros hemos hecho nuestro propio árbol, por supuesto, decorado con preciosas hojas de colores. La mitad de trabajo ha sido individual: pintar las hojas, y la otra mitad en equipo: pintar el árbol.











Ayer, después de ver de nuevo el cuento, colocamos las hojas en nuestro arbolito, y así nos quedó:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cute Pencil